La Colonia Italiana en Huara

Volver

Esta es una pequeña localidad situada a 75 kilómetros al interior de Iquique. Y surgió como población debido a las actividades de distintas oficinas salitreras. Así, pues, éste pueblo está directamente relacionado con el auge del ciclo salitrero y la construcción de la línea férrea, durante la administración del territorio por parte del Estado chileno.
En las cercanías se ubicaron Rámirez, Santiago, Constancia, Santa Rosa, San Jorge, Tres Marías –propiedad de un italiano, verificarlo–, Primitiva, Valparaíso, etc. Era natural que en torno a un aglomeración de oficinas, "nacieran cocinerías, fondas, baratillos, tambos, corrales, etc"., instalados por algunos comerciantes, pues las compañías restringían el comercio en el interior de los campamentos. Por tanto, desde fines del siglo XIX y comienzos del XX, importantes negocios se instalaron en el pueblo, concurriendo población de distintas nacionalidades: asiáticos, yugoslavos, italianos, peruanos y bolivianos, entre otros. Ellos darán origen a boticas, panaderías, lavanderías, carnicerías, "restoranes", salas de diversión, prensa y un cementerio "de los más grandes de la pampa".
Nuevamente el Censo nos permitirá conocer algunos peninsulares avecindados en Huara y que contribuyeron a su progreso. Destacan en el comercio minorista, vale decir, almacenes de abarrotes y "paqueterías y tiendas": Jacinto Amati –que también aparece con una "casa de préstamos"–, Luis Ciocca, Ricardo Valle. Atendiendo una "botica" ubicamos a Enrico Sanguino. Propietario de una posada "Hotel" está Carlos Sala. Cierran este registro Pascual Loguercio y la empresa Loguercio y Ceruzzi, en el ramo de "casimieres", suponemos que en la venta de telas para la confección de trajes.

Fuente: Carlos Díaz Gallardo: Presencia italiana en Huara (1850-1918)

Ir hacia arriba