Dante Abelli

Volver

Comerciante y empresario Minero (1880)

En torno al año 1880, descubrimos una de las figuras de mayor prestigio en la colonia: Dante Abelli. Llega joven a nuestros país y después de algunas vicisitudes, se radica en Tacna, consagrándose al comercio y la minería, labores que le permiten labrarse una fortuna. En consecuencia, es uno de los italianos con mayor riqueza de la comarca. Explota valiosos yacimientos de estaño en Bolivia. Su caudal y labor filantrópica le hacen ganar el afecto y respeto de sus coterráneos, tornándose en el protector de la numerosa colectividad tacneña. Sus paisanos le confieren el honor de nominarlo Presidente del Club Social de la colonia, mientras que la Corona le confiere la dignidad de Caballero de la Orden de San Silvestre Papa.

Carlos A. Díaz Gallardo. La Colonia Italiana en Tacna: 1850-1914.

Dante Abelli. Su figura, orlada con una nevada barba nazarena e imponente como su cuantiosa fortuna, es la de un patriarca del antiguo oriente. Vive en la provincia que ha dado margen al conflicto chileno-peruano, Tacna, y allí hace las veces de mentor y de protector de la colonia italiana, tan numerosa cuanto distinguida en aquella zona.
Llegó joven a Chile, procedente de la patria del Dante.
Después de algunas alternativas, se radicó en Tacna y clavó, en las transacciones comerciales y mineras, la rueda de la fortuna, cubriendo su nombre con el manto diamantino de los millonarios. Cuando los diarios o los corresponsales tacneños hablan de su persona, de sus actividades o de sus actos de filantropía, lo llaman invariablemente el millonario don Dante Abelli. Posee valiosas minas de estaño en Bolivia, que le han permitido acumular una gran riqueza.
Leal a las tradiciones heroicas de su patria, la visita periódicamente y le envía recuerdos cristalizados en generosas ofrendas.
Su Rey lo ha nombrado Caballero Oficial de la Corona de Italia y el Pontífice lo ha elevado a la dignidad de Caballero de la Orden de San Silvestre Papa.
Sus connacionales de Tacna le han dado el puesto de Presidente del Club Social de la colonia italiana.
Es una reliquia que glorifica a su país y honra a su patria adoptiva.

Joaquín Blaya Alende. Colonia Italiana. El Progreso Italiano en Chile: Resumen general de las actividades que ha desarrollado en Chile la Colonia Italiana Santiago, Imprenta y Litografía, La Ilustración, 1921, págs. 441 y 445.

Entre los muchos ingenios que visitamos, solo encontramos dos en los que había sido substituido el antiguo sistema con aparatos modernos incomparablemente superiores a los empleados hasta entonces: uno del italiano Dante Abelli, en Machamarca, donde él mismo hizo la instalación, y otro de los señores Blondel, cerca de Oruro, -cuya primera prueba presenciamos,- está destinado, a la vez que otros dos del sistema antiguo, al beneficio de los metales que se extraen de la célebre mina Atocha, propiedad de los mismos señores, situada en la pintoresca roca sobre cuya base se levanta la ciudad de Oruro, y que es una de las más ricas que se hallan actualmente en explotación en Bolivia.
Entonces supimos, tanto por el señor Abelli como por los señores Pretot y Vargas, copropietarios y socios de la gran empresa Blondel, que el valor de los aparatos adquiridos por ellos en Europa y que los Estados Unidos de Norte América había sido más que duplicado con los gastos de transporte, ocasionados por la falta de caminos de hierro y carretones, circunstancias que impide que los demás ingenios de las minas en explotación introduzcan las mejoras que podrían asegurarle ventajas y rendimientos pingues.

Tomás Caivano. Historia de la Guerra de América entre Chile, Perú y Bolivia. (Versión castellana de Arturo de Ballesteros y Contin). Iquique, Librería Italiana Baghetti Hermanos, 1904, págs. 131-132.

De acuerdo a Ibañez (1943) entre las principales empresas mineras de Oruro en 1910 se encontraba Avicaya, ubicada en el cantón Urmiri: Empresa Avicaya. Su dueño era Dante Avelli [Abelli]. Estaban situados sus yacimientos en el cerro Chaulla-grande, de Avicaya. Constaba de 300 hectáreas y su producción alcanzaba las 161 toneladas por mes, de barrillas del 70% Sn. Las labores eran profundas y estaban en pleno equipamiento.(...)
De acuerdo al periódico Heraldo, editado en Chojlla en 1974, Avicaya inicia su explotación en el año 1888 por su descubridor Dante Abelli Bernini, nacido en Firenze, Italia. Comenzó siendo empleado de la casa comercial francesa Blondel et Cie., dueña de una mina de plata-estaño en Atocha/Oruro; se retiro de allí para explotar la mina de Avicaya/Oruro, en los años ochenta (...) Fue innovador de métodos modernos, tanto en la minería como en la concentración… utilizó un andarivel para transportar el mineral desde la bocamina al ingenio. (Hillman 1987: 59-60).
Junto a otros extranjeros colaboró con la expansión de la minería en la primera mitad del siglo XX, es uno de los fundadores del Club Oruro en 1887, hasta 1979 la escuela de Avicaya llevaba su nombre.

David Miranda Torrez, en: http://avicaya1.blogspot.com/(...)