Juan Raffo

Volver

Diplomático (1880)

Un suceso de gravedad, ocurre después de la batalla del Alto de la Alianza, colocando en peligro la integridad física del Agente Consular en Tacna Juan Raffo, quien con el afán de proteger a sus compatriotas y a otros extranjeros, dispone que la sede consular se convierta en refugio para protejer alrededor de 500 personas. La residencia es allanada por tropas chilenas con el pretexto de buscar soldados peruanos fugitivos, situación que genera la condena del cuerpo diplomático acreditado en Perú, encabezado por Juan Viviani, a la sazón Cónsul General de Italia en dicho país.

Fuente: Carlos A. Díaz Gallardo. Inscripción N° 212.913. (Registro de propiedad intelectual, República de Chile). La Colonia Italiana en Tacna. 1850-1914.

Las Agencias Consulares o Vice-Consulados se establecen en la regiones donde la presencia de población peninsular es relevante. En Tacna la Agencia Consular data de 1870. Al estallar La Guerra del Salitre en 1879, ocupa el cargo de AgenteJuan Raffo, a quien le corresponde proteger a sus connacionales durante la conquista de la ciudad por parte de las tropas chilena. A continuación reproducimos un incidente en que partipa este personaje, durante el allanamiento y registro de su casa-habitación, donde también se situa la Oficina Consular:

(...) dado el reconocimiento tácito de inviolabilidad de la casa de un agente consular extranjero en la que flameaba la bandera de dicho país, muchos italianos y peruanos buscaron asilo en ella ante la amenaza de actos contra la integridad y otros vandálicos por parte del ejército chileno luego de sus victorias. Un ejemplo de ello lo constituyó la casa del agente consular italiano Giovanni Raffo, luego de la victoria chilena en la batalla del Alto de la Alianza el 26 de mayo de 1880. En ella se refugiaron cerca de 500 personas; pero no pudieron escapar del asedio chileno, ya que dicha casa fue intervenida por el ejército de Chile para buscar soldados peruanos. Este hecho mereció una nota de protesta conjunta del cuerpo diplomático acreditado en el Perú el 30 de mayo de 1800. Esta actitud, aunada a otros actos como el saqueo de pulperías o el asesinato de italianos que no alcanzaron a refugiarse en los buques de bandera italiana o en las casas de sus agentes consulares, principalmente en Tacna, Arica y Lima, formaron parte de casi todas las reclamaciones diplomáticas hechas por los agentes italianos hacia Chile. 1

1 María Valez Arroyo. Las Relaciones entre Perú e Italia (1821-2002). Lima, Fondo Editorial de la Ponfificia Universidad Católica del Perú, 2004, pág. 98-99.