Clorinda Corradi

Volver

Artista lírica (1844)

Artista de dilatada trayectoria recorre los principales escenarios de Italia, España y América. Hacia 1835 canta en La Habana y, algunos años más tarde, se presenta en Lima contratada para actuar en uno de los más importantes teatros. Finalmente, en 1844, recala en Valparaíso, luciéndose en el Teatro Victoria, como integrante de un conjunto visitante.(1) Las primeras funciones realizadas por la compañía en Santiago se efectúan en el Teatro de la Universidad –recinto que funciona desde el año 1840- y que es el centro de difusión del género lírico. El elenco es dirigido por Rafael Pantanelli -a la sazón su cónyuge- quien en los recuerdos del músico José Zapiola es el primer director de orquesta que usa en Chile la batuta o palito.(2) A la par, ejercer como empresario, incluso, desempeña actividades como profesor de canto.
Deja los escenarios en 1856 –debido a que su voz comienza a evidenciar notorios síntomas de deterioro– y se radica en nuestro país para realizar clases particulares de canto, como otros artistas que llegan a esta actividad antes que exista el Conservatorio Nacional de Música.(3) Con la fundación de esta institución, en 1851, la enseñanza de la música y el canto se profesionalizan y, en algunas ocasiones, ante la carencia de profesores, muchos cantantes –una vez concluidas las temporadas de ópera-, ofrecen sus servicios como pedagogos. Esta senda es inaugurada por Clorinda, quien se adjudica la responsabilidad de la enseñanza en las aulas del Conservatorio Nacional de Música –labor ejercida entre los años 1861 y 1873– dictando las cátedras de canto y música. En el momento del retiro, la situación económica de la antes famosa contralto y soprano que conoce de fama y fortuna, es precaria. Por esta razón, tres parlamentarios unen sus voces para solicitarle una pensión de gracia. Ha cumplido treinta años de residencia en Chile.
Fallece en la ciudad de Santiago, el 29 de junio de 1877, a los 73 años.

(1) Esta compañía llega en Marzo de 1844, recomendada por el pintor alemán residente Juan Mauricio Rugendas y con el protectorado de Isidora Zegers. Vienen a inaugurar el Teatro Victoria de Valparaíso que será, por la época, uno de los recintos más modernos de América del Sur. Es propiedad del empresario italiano Pedro Alessandri y de Pablo del Río. En el elenco vienen la soprano Teresa Rossi, la contralto Clorinda Corradi, el tenor Pablo Ferreti y la soprano peruana María España, entre otros. El director del conjunto operático es Rafael Pantanelli. Véase: Luis Pradenas. Teatro en Chile: huellas y trayectorias: siglos XVI-XX. Santiago, LOM Ediciones, 2006, pág. 162.
(2) José Zapiola. Recuerdos de treinta Años. Buenos Aires-Santiago de Chile Editorial Francisco de Aguirre S.A., 1974, pág. 62.
(3) El decreto de nombramiento de Clorinda Corradi está fechado el 24 de mayo de 1861, y tiene las firmas de Manuel Montt y su ministro Rafael Sotomayor. Véase: Universidad de Chile. Anales de la Universidad de Chile. Santiago, Imprenta el Siglo, 1861, pág. 693.

Fuente: Carlos Díaz Gallardo. Origen y desarrollo de la Colonia Italiana en Santiago, 1850-1918.

Ir hacia arriba